Réplica en miniatura

Réplica ramo novia

¿Puedes hacer una réplica de ramo de novia en miniatura? Fue lo que Maria José me preguntó al contactar conmigo. Quería hacerle a su mejor amiga un detalle muy especial el día que Maria José se casaba.

Cuando la mejor amiga de Maria José se casó, ésta le regaló su ramo de novia. Porque no son amigas, son casi hermanas. Porque cuando tu amiga te regala su ramo de novia, quiere decir algo. Y ese algo es muy grande.

Así que Maria José también quería tener un detalle con ella. Pero quería hacer algo diferente. Así que se le ocurrió regalarle una réplica de su ramo de novia. Pero una réplica normal no era suficiente. Quería algo más especial. Para que pudiera guardarlo sin temor a que se estropeara. Así que me preguntó por los ramos de papel en miniatura. Le dije que en principio no habría problema, esperando ver el ramo. Del ramo necesitaba sobre todo ver la forma y tamaño, pues debía entrar en una cúpula. Sí, la cúpula del Ikea dorada que es tan bonita. Si el ramo tenía una forma demasiado “salvaje”, la miniatura podría tener que ser demasiado pequeña, y no luciría. Así que le pedí que me lo describiera, y que intentara conseguirme alguna fotografía.

Me envió la única foto que pudo conseguir donde se veía bien el ramo. Y su descripción lo decía todo: “Era de peonías precioso”.

Así que quedándome claro el tipo de flor, faltaba averiguar la variedad. Porque peonías hay muchas. Más que tonos tiene el blanco. Y no exagero. Todavía sigo sin saber exactamente cuál era. Puedo decirte que las finalistas fueron “Shirley Temple”, “My love”, y “Mother’s Choice”. Porque te contaré un secreto de las peonías. Cuando están cerradas tienen un color, pero según se van abriendo las tonalidades cambian. Así, una peonía que puede ser rosa según se termina de abrir, acaba siendo blanca, porque el color se desvanece.

Quedó entonces el trabajo de escalar la flor para que fuese bastante pequeña para hacer un ramo que cupiera en la cúpula. Pero tampoco demasiado pequeña. Ni yo misma me lo creí cuando ví que a la primera había conseguido el tamaño perfecto.

El ramo se completaba con ramas de eucalipto, que fueron más sencillas de realizar.

Al final, el resultado no me pudo gustar más. A Maria José le encantó. Y su amiga lo disfrutará por muchos años, tantos como durará el amor que se tienen.

Réplica ramo miniatura

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Más info

Aceptar