Ramos de papel

Ramo peonias papel

Ramos de papel. Así, en general. Y en detalle. Porque esta vez no te voy a hablar de algún encargo en particular. Quiero explicarte lo que he hecho, lo que hago, y lo que puedo hacer.

Ramos de papel hay tantos como necesites. Porque pueden ser de novia, pero también pueden ser para regalar, por una ocasión especial, o porque sí (que son los mejores regalos, ¿verdad?)

Ventajas de los ramos de papel

Personalización

Una de las principales ventajas es la personalización extrema. Se puede crear la flor que queramos en el color que más nos guste. Son muchas las novias que me han pedido que tiña los pétalos de un color determinado a juego con el velo o los zapatos, por ejemplo. Pero los ramos de papel también permiten hacer pequeñas trampas a la hora de personalizar. Si buscamos un ramo xxl con multitud de flores, en la versión natural nos encontraríamos conque no abarcamos el tallo con la mano, que para sujetarlo con confianza necesitamos las dos manos, que además pesa, y acaba siendo molesto, cuando en verdad no deberías querer soltarlo. Para esas ocasiones tengo un truco. Al hacer las flores siempre recreo la versión natural, incluido el tallo y su grosor. Pero si el ramo va a ser grande, opto por usar alambre fino y dejarlo así para que sujetarlo no sea sustitutivo de ir al gimnasio a levantar pesas. Ojo, que el alambre es fino, pero suficientemente firme para que una vez deshecho el ramo, podamos poner las flores en un jarrón sin miedo a que venza el tallo por el peso de la flor.

Estacionalidad

Otra de las ventajas de los ramos de papel es su estacionalidad. Seguro que tú ya has llegado a la conclusión obvia. No existe. Las flores de papel no necesitan que haga buen tiempo, ni temperaturas especiales. Florecen todo el año. Mi consejo si quieres que no se note a primera vista que el ramo es de papel, es que escojas flores de temporada para las flores principales, y si quieres alguna que no florece en esa estación, sea secundaria.

Durabilidad

Los ramos de papel, con los cuidados necesarios, son casi eternos. Para conservarlos bien deberemos mantenerlos alejados de la luz directa del sol y de la humedad. También quitarles el polvo a menudo. Aunque no lo parezca, el polvo que se va depositando acumula humedad, lo que con el tiempo echará a perder las flores. Para quitarles el polvo, un plumero, sacudir las flores boca abajo con cuidado, o pasarles un secador (¡en frío!) con la mínima potencia. Con el paso de los años, y digo años en plural, lo normal es que los colores vivos se apaguen un poco. Cuanto más lo mantengamos fuera de la luz directa, más tardará en ir perdiendo tonalidad. Pero no te preocupes, que el fucsia seguirá siendo fucsia, no se transforma en rosa.

Falsedad

Sí, lo sé. Falsedad es una palabra negativa. Pero para los ramos de papel es una obviedad, y una ventaja. Los ramos de papel son falsos, lo que quiere decir que no se marchitan y desprenden ese olor tan característico de las flores “pochas”. Tampoco tienen polen, por lo que los alérgicos no sufrirán, y además, pueden enviarse a hospitales sin miedo a que en recepción digan que no pueden pasar. Al no tener polen, no atraen a insectos. Igual alguna abeja o mariquita despistada se acerca, pensando que es de verdad (ahí se nota que el trabajo es bueno), pero en cuanto detecta que se ha equivocado, se va y ya no vuelve.

Movilidad

Otra de las ventajas de los ramos de papel, debido al material utilizado, es que se pueden transportar sin peligro. Ya tengo perfeccionado el método de envío, y han sobrevivido cruzar el Atlántico varias veces. Eso no quiere decir que se pueda meter tal cual en una maleta, aplastarlo entre las camisetas que te llevas de viaje y esperar que salga impoluto. Las flores aguantan, pero hasta un extremo. Además, no son muy amigas de que las dejes posadas en horizontal, les gusta lucirse.

Precio

Ay, el delicado tema del precio. Creo sin lugar a dudas que el precio de los ramos de papel es una ventaja. Aunque debería hablar primero de valor en vez de precio, para ponernos en situación. Estamos hablando de ramos hechos a medida, totalmente artesanales, con los mejores materiales que puedas encontrar, que parecen reales hasta que te aproximas y los ves muy de cerca, en los que se ha invertido tiempo, tanto en su elaboración como en la formación para conseguir los resultados que despiertan ese ¡guau!, y que duran mucho más que las flores naturales y que las flores preservadas. Así que el valor de los ramos de papel es muy alto.

Pero supongo que estarás esperando saber cuánto cuesta un ramo de novia, ¿verdad?. Los precios siempre son personalizados, dependiendo del tamaño del ramo y de lo difícil que sean de hacer las flores. Obviamente, no se tarda lo mismo ni se gastan los mismos materiales en hacer una anémona que una dalia. Pero para que puedas hacerte una idea, los ramos de papel más habituales tienen un precio de 150€. Te pido ahora honestidad, ¿te parece caro? (Si quieres comentar, estaré encantada de leerte).

Diseños de ramos de papel

Pide por esa boquita. Porque diseños hay mil. Y combinaciones de colores. Te dejo una muestra de algunos de los que he hecho hasta la fecha, algunos de novia, otros para regalar.

Historias de mis ramos de papel

Si todavía no has visto en detalle la historia de algunas de mis novias y maridos (que ellos también regalan) o quieres refrescar la memoria, te dejo los enlaces a las publicaciones.

Y recuerda que si tienes algo en mente estaré más que encantada de poder ayudarte a hacerlo realidad.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Más info

Aceptar