Cómo hago los envíos

Envio ramo de papelMuchas veces, una de las primeras preguntas es cómo hago el envío de un ramo de papel. Si llegará bien, si no se estropeará por el camino. Y la respuesta es sí, llegará perfectamente, y no, no se estropeará.

La idea de cómo enviarlos tiene gracia. Así que mejor la cuento.

Con mi primer encargo llegó el momento de hacer el paquete. Y si te soy sincera, ese aspecto no lo había pensado hasta que tuve que hacerlo. Tenía claro que no podía ir suelto en la caja y con relleno hasta los topes de bolas de porexpán o virutas de papel. Porque el ramo bailaría dentro al final, y las flores acabarían aplastadas. Así que nos fuimos mi marido y yo a Servei Estació. Para los que no sois de Barcelona, Servei Estació es como un Ikea del bricolaje. Encuentras de todo. Desde papel de seda para manualidades a una taladradora de hormigón. Fuimos buscando inspiración, a ver si al encontrarnos con algún elemento de embalaje se nos encendía la bombilla.

Primero, el ramo sabíamos que tendría que ir agarrado de alguna manera. Ahí fue cuando entró en el carrito de la compra los tubos de cartón. Pero el tubo es más ancho, así que se nos ocurrió la idea de envolver el tallo con plástico de burbujas para que al meterlo en el tubo, quede firme. Primera misión completada.

Pero, ¿cómo sujetamos el tubo a la caja? Obviamente, descartamos la idea de “plantarlo” en medio de la caja, porque no iba a aguantar sujeto ni de broma. Así que seguimos dando vueltas.

En una de esas vueltas, mi marido ve un juego de construcción como de piezas de Lego, pero hechas en porexpán, en tamaño gigante. Era un pack de tres piezas, todas de un “botón” (ya sabes que los ladrillos de Lego los hacen con uno, dos, cuatro, seis, u ocho “botones”, como digo yo). Lo coge y me dice que servirá. Yo le pido que me explique el mecanismo, porque no lo veo. Su respuesta: No lo sé, sólo sé que ésto nos servirá de algo. Y con su respuesta llega mi mosqueo, porque ya estaba yo bastante nerviosa siendo mi primer encargo y no encontrando solución. Así que se da por vencido y lo deja de nuevo en su sitio.

Pero lo recuperé. No sé bien por qué, pero lo recuperé. En un ataque de “pues ahora lo llevamos y a ver cómo te apañas para montarlo” lo metí en la cesta. ¡Menos mal! Porque esos cubitos nos sirven de plataforma para apoyar el tubo, y son lo bastantes altos para que el ramo no tropiece con la parte inferior de la caja. Estas piezas (usamos dos) se pegan a la caja, y el tubo con el ramo va sujeto con bridas, así que no hay manera de que se mueva.

Cada vez, y digo bien, cada vez que me encuentra haciendo un paquete, escucho el comentario de “¿qué, van bien las piezas que encontré, no?”

Envío ramo de papel

Ese es el montaje para los ramos. Para los demás encargos como decoraciones para pared, decoraciones de arcos de ceremonia, es más sencillo, pues van en plano. En la fotografía que acompaña esta entrada puedes ver algún ejemplo, aparte de cómo hago el envío de un ramo de papel.

Y sí, el papel de seda blanco es sólo para decorar. Porque no me gusta lo fea que es la caja por dentro. Así no se estropea el momento en el que lo abres cuando te llega a casa.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Más info

Aceptar